Navidad: Los misterios del nacimiento de Jesús

Cada 25 de diciembre celebramos el nacimiento de Jesús, una época que nos une como familia y propicia los mejores sentimientos hacia nuestros seres queridos. Pero, además de lo que representa, ¿sabemos verdaderamente porqué se celebra esta fecha especial? En este post responderemos todas tus dudas y enigmas sobre la Navidad.

En la Sagrada Biblia, los pasajes que describen el nacimiento de Jesús relatan el largo viaje que María y José habían realizado, desde el escape de Herodes, hasta su llegada a Belén. En búsqueda de un lugar para que la Santísima Virgen diera a luz, encontraron una gruta con un pesebre, donde se hospedaba José, en sus viajes. Tan solo horas después de su arribo, el Niño Dios nació, en una escena que reflejaba la paz de la Natividad.
En estos mismos fragmentos, explica cómo en los alrededores, unos pastores que cuidaban sus rebaños, recibieron la visita de un ángel, quien les anunció el nacimiento de un “Mesías”. Ellos corrieron hacia donde se encontraba la Sagrada Familia y se convirtieron en los primeros en adorarlo. Momentos después, en los países extranjeros, tres Reyes Magos: Melchor, Gaspar y Baltazar, tuvieron una visión. Una estrella que salía de Jacob les señalaría el camino para visitar al Salvador. Al llegar, ellos le rindieron homenaje con sus regalos: oro, incienso y mirra, para después viajar proclamando el increíble suceso.
Ahora, conoceremos lo que la historia nos ha revelado:
¿Una fecha exacta?
Aunque, en ninguno de los escritos sagrados se menciona la verdadera fecha o el año del nacimiento de Jesús, no es considerada hasta el siglo II, cuando el papa Julio I realizó un pedido para que se instituya como fecha de la Navidad, al 25 de diciembre. Así es como , en el año 354, el papa Liberio decreta este acontenimiento. El motivo principal era su representación simbólica, donde se relacionaba el 25 de marzo, fiesta de la anunciación, con el 25 de diciembre, nueve meses después de que María quedara embarazada, es decir su tiempo de gestación.
Algunos también mencionan la antigua celebración del nacimiento anual del dios-Sol en el solsticio de invierno (21 de Diciembre en el hemisferio boreal), adaptada por la Iglesia católica en el tercer siglo d. C. para la conversión de los paganos. Entonces, Cristo simbolizaría “sol de justicia” (Mal 4,2), “astro que nace de lo alto” (Lc 1,78) y “luz del mundo” (Jn 8,12; 9,5).
Los Reyes magos y su estrella
¿Eran reyes magos, en realidad? A decir verdad, en los textos originales, se les denomina “magu”, o también llamados sacerdotes persas, astrólogos-astrónomos conocidos así por los judíos. Poco a poco, en la época de la monarquía y por las acusaciones de herejía, se decidió cambiar la tradición de “magos” a “reyes”, hasta concretarse en la unión de ambos nombres.
Pero tampoco podemos estar seguros de que fueron tres. La Iglesia de Siria creyó que eran doce por su representación de los doce apóstoles, hecho que después fue negado. Algunas tradiciones de la Iglesia Copta elevaron el número hasta sesenta y citaron los nombres de más de una docena de ellos. Finalmente, debido al los tres dones que se ofrecieron al Niño Jesús, su número es fijado oficialmente por el Papa San León, en el siglo V. 
Las razas de los Reyes Magos también fueron un enigma, hasta que el monje benedictino, Beda el Venerable (673-735), los describió por primera vez: “El primero de los Magos fue Melchor, un anciano de larga cabellera cana y luenga barba… El segundo, llamado Gaspar, joven, imberbe de tez blanca y rosada, honró a Jesús ofreciéndole incienso… El tercero, llamado Baltasar, de tez morena (”fuscus” en latín) testimonió ofreciéndole mirra…”. Desde entonces, se les representó por su universalidad, tal y como en el Antiguo Testamento, los tres hijos de Noé: Sem, Jafet y Cam.
Pero, al hablar de los reyes magos, también nos preguntamos sobre su guía: “La Estrella de Belén”. ¿Fue un acontecimiento astronómico real? La mayoría de los expertos coinciden en que Jesús nació antes del año 4 a. C., y a partir de esto, identificaron cuatro acontecimientos estelares que podrían haber sido la Estrella:
Primero, en el almanaque de los persas se presenta una serie de tres conjunciones de los planetas Júpiter y Saturno que ocurrió en la constelación de Piscis, un signo asociado con Israel. Sin embargo, una moneda de 2000 años de antigüedad muestra a Aries, el carnero, brincando en el cielo y mirando atrás hacia la estrella, lo cual representaría un eclipse lunar en Júpiter, dentro de la constelación de Aries.
También se dice que pudo haber sido una supernova. Kidger, astrónomo de la Agencia Espacial Europea, ha identificado al DO Aquilae que explotó en 1927 y que seguramente ha explotado varias veces en el pasado. Ahora, según el astrónomo Larson, Júpiter se conjuntó un año después con Regulus, una de las estrellas más brillantes del firmamento, conocida por los magos como “pequeño rey”. Nueve meses después, Júpiter se unió con Venus, el planeta madre. Pero, estos habrían pasado tan cerca el uno del otro que habría parecido como una luz brillante en el cielo.
Los “pastorcitos”
Como todo lo divino, no hay un registro exacto de la aparición de ángeles ante los pastores.  Pero, en la Biblia, San Lucas escribe exactamente lo que estos seres espirituales dijeron: “Aleluya, paz en la Tierra a los hombres de buena voluntad.”
Sin embargo, lo que pocas personas conocen, es a quienes se les llamaba realmente pastores. En la época de Jesús, estos cuidadores de rebaños eran considerados personas humildes, y algunos incluso, transgresores de la ley. Ellos tenían mala fama por robarse los unos a los otros y no asistir a los eventos legales. Aunque este hecho incrementó aún más el carácter divino de Cristo.
Por otro lado, ellos también son otra prueba del cambio de fecha al 25 de diciembre. San Lucas escribe en un versículo que los pastores podían ver una noche de cielo raso, lo cual mostraba una Palestina en marzo, abril o noviembre, cuando los pastores velan los ganados. El resto de meses es invierno, malo para sacar los rebaños por el inmenso frio y las torrentes lluvias que aparecen.
De seguro hemos aclarado algunos misterios que probablemente no conocías, detalles que fueron descubiertos a lo largo de la historia. Pero, aunque aún tengamos curiosidad por las investigaciones futuras, lo más importante es recordar que estas fechas, sirven para destacar el verdadero significado de la Navidad. ¡Felices Fiestas!

Comunicador Social, amante de la música y los videojuegos.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Powered by themekiller.com anime4online.com animextoon.com apk4phone.com tengag.com moviekillers.com