Año Nuevo: ¿Cómo se originó tu cábala?

Nuestro 2011 se termina, y generalmente, nos damos un momento para reflexionar qué metas hemos cumplido o que nos gustaría proponernos para el próximo año. Por eso, algunas veces, se nos ocurren cábalas para nuevos propósitos, sobre todo si muchas de ellas ya nos ayudaron en este año que termina. Pero, ¿conoces su verdadero origen? Hoy resolveremos tu curiosidad y te mostraremos el origen de algunas supersticiones de fin de año.

De seguro el más conocido es el de las 12 uvas, ¿quién no ha pedido un deseo por uva a la medianoche? Pues, esta popular costumbre tiene un inicio totalmente diferente. A fines del siglo XIX, comer uvas y tomar champán era una tradición española de la clase alta, mientras el resto de la ciudad de Madrid acostumbraba engañar a los forasteros, al hacerles pagar un impuesto por la supuesta llegada de los Reyes Magos. Hasta que el alcalde, José Abascal y Carredano, decidió prohibirla. Entonces, los madrileños ironizaron  el hábito burgués y salieron a la Puerta del Sol para comer una uva por cada campanada del reloj, justo a la medianoche del Año Nuevo. 
Pero, esta no es la única cábala famosa entre nosotros, usar ropa interior amarilla o vestirse de amarillo es otra de las creencias bastante difundidas que empezaron hace décadas. La teoría más conocida del comienzo del amarillo en Noche Vieja está en los países asiáticos. En la cultura religiosa de este continente, se utiliza el amarillo en representación del Sol o el astro rey, quien brinda  prosperidad, fortuna y comunicación con tus conocidos. Ahora, ¿por qué ropa íntima amarilla? En la Edad Media, estaba prohibido cualquier tipo de superstición, entonces a los pobladores se les ocurrió la idea de usar este color en el interior y así, no ser descubiertos.

Y, ¿qué opinas acerca de llevar un puñado de lentejas en fin de año? Esta cábala comenzó en Italia hace más de 100 años, los antiguos romanos la utilizaban por su parecido a las monedas de la época, pequeñas como centavos. La tradición consistía en regalar un monedero con lentejas, augurando que se convertirían en monedas de oro. Desde entonces, se mantiene el rito por su simbología sobre la fortuna y buena suerte.

Si quieres ser un asegurado viajero, entonces debes haber dado una vuelta a la manzana con tu maleta, al menos una vez en tu vida. Pero, probablemente no sabías que esta superstición comenzó en Francia, donde utilizaban valijas repletas de ropa, por su representación del movimiento de un lugar a otro. Poco a poco, España imitó estas costumbres y, finalmente, las trasladó a Latinoamérica. Antes de continuar, mira este divertido video y conoce cómo los demás celebran el Nuevo Año.

Estas son solo las cabalas más comunes en nuestra capital. ¿Quieres saber qué otras hay? No te olvides de “quemar un papel”  con todo lo negativo a las 12 en punto, juntar 12 monedas y arrojarlas en el cambio de año o lavarse las manos con champán y azúcar, en búsqueda de dinero. Incluso, hay algunos que se sientan y se paran con cada campanada para atraer el matrimonio.
Sea cuál fuere la cábala que elijas, si realmente crees que al final del próximo año habrás cumplido tus metas, entonces no tendrás problemas en realizarlas a lo largo del año. Recuerda que estas supersticiones son solo una “ayuda” para tu verdadero propósito. Así que, dinos, ¿cuál realizarás?

Comunicador Social, amante de la música y los videojuegos.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Powered by themekiller.com anime4online.com animextoon.com apk4phone.com tengag.com moviekillers.com