Halloween, la fiesta del consumo

El 31 de octubre está cerca. ¿Estás planeando de todo para no quedarte solo en casa?¿Por qué? Sabes que Halloween se aproxima. Es que, esta festividad que se originó como la víspera de Todos los Santos, en realidad, provoca más de un susto a muchos. Diversas son las historias que se unen a esta tradición norteamericana, que la caracterizan como la “noche de las brujas” o la “noche del terror” para el mundo.

Según la historia, al atardecer de este día, se abre la puerta que separa el “Más Allá” de nuestro mundo terrenal y los espíritus de los muertos pasean por sus pueblos, buscando a sus familiares. 
El negocio y las tradiciones

El lado oscuro de esta fiesta ha sido desde mucho tiempo muy lucrativa. El cine no se ha mantenido al margen de esta extraña festividad pagana, es así que en 1978 llega a las salas de cine  “Halloween”, todo un filme de culto que tuvo un éxito tal que se hicieron 8 secuelas. De seguro, la recuerdas: gira en torno a Michael Myers, un asesino serial enmascarado. ¿Listo para el tráiler?
Si esta película no está en tu lista de terror para este día, entonces es momento de que te enteres de la historia de las calabazas y el famoso “truco o trato”. Pues, la verdadera leyenda cuenta que la figura tallada en la calabaza, pertenece a Jack, un granjero que engañó al demonio y fue condenado a deambular en el purgatorio con una vela como guía. Sin duda, esta historia ha hecho que el mercado de ventas de calabazas aumente considerablemente durante esta fecha. Se estima que en algunos países la cifra en ventas se eleve hasta en US$50 millones. Nada mal.

Pero el espíritu de Jack no está tranquilo en Halloween, como todos los entes pueden atravesar a nuestro mundo, él también lo hace, y visita todas las casas preguntando: ¿truco o trato? Si eliges truco, él maldecirá tu casa y a todos los que viven en ella. A través de los años, esta frase se ha cambiado por “dulce o travesura”, de allí la costumbre de que niños visiten las casas en busca de golosinas. El deseo casi innato de “asustar a alguien”, hace que muchos invierta en un buen disfraz, invitado al consumismo propia de esta fecha oscura.

Sea la perspectiva que le demos, Halloween seguirá siendo explotado como la fiesta del miedo y el consumismo. ¿Te imaginas cómo sería sin disfraces y sin calabazas? Seguro que no nos daría miedo, sería una fiesta más. Lo cierto es que ya es una tradición que se extiende cada año. Y tú, ¿lo celebras?

Comunicador Social, amante de la música y los videojuegos.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Powered by themekiller.com anime4online.com animextoon.com apk4phone.com tengag.com moviekillers.com