Sobre mi Pecho Llevo tus Colores

Por Christian Cruz

En ocasiones como esta uno se siente más peruano que nunca. Por primera vez en nuestra historia deportiva competidores peruanos han participado en una Olimpiada de Invierno. El domingo se dio fin a las olimpiadas de Vancouver 2010 con un saldo más que positivo para nuestro país. Tres deportistas se pusieron la blanquirroja en el pecho y dejaron sus huellas en las heladas pistas de la ciudad canadiense. Roberto Carcelén y los hermanos Manfred y Ornella Oettl Reyes le dijeron al mundo entero que Perú existe.

Fueron solo tres personas que alegraron a los más de 28 millones de peruanos alrededor del mundo, y es que ver la bandera peruana en la inauguración de la justa olímpica, siendo llevada por Carcelén, provoca un sentimiento indescriptible. Perú es un país que no tiene zonas adecuadas para practicar deportes invernales a nivel profesional (esquí, patinaje, etc), por eso el mérito de estos deportistas es doblemente rescatable. De los 2.700 que están en Vancouver, solo 22 son latinoamericanos, menos de 1%, y no lograron medalla alguna.

Muchos de nosotros a los 16 años aún soñábamos con lo que haríamos de grandes, pues se puede decir que Manfred a esa edad ya cumplió uno de sus mas grandes anhelos, participar en una olimpiada. ‘Many’, así le dicen al deportista es el más joven de Vancouver, un récord. Ornella, hermana de Manfred, tiene 18 y también está feliz por el logro obtenido.

De padre alemán y madre peruana, los Oettl han sido más peruanos que uno que no ha traspasado las fronteras de este país. Ellos que no saben lo que es el suelo patrio y sin embargo lucieron en su vestimenta el más grande homenaje a nuestra tierra. Decoraciones con figuras de llamas y frisos que recrean nuestra cultura Inca, y qué podemos decir del polo de Ornella con la ya tradicional frase: “Te amo Perú”.

Tuve oportunidad de conversar con la señora Rossana Reyes, madre de los jóvenes, antes de que partan desde Alemania, que es donde viven, rumbo a Canadá. Ella me comentó lo emocionados e ilusionados que estaban sus hijos por participar. Manfred llegó en el puesto 67 del slalom gigante y no pudo terminar la carrera en el slalom. Ornella por su parte no terminó ninguna de las dos competencias. Ellos no están tristes por eso, al contrario tienen las ganas por seguir aprendiendo, siempre bajo la mirada de sus padres y de su veterano entrenador de 70 años, el italiano Gianni Barbetta, para después poder regalarle alegrías más grandes a nuestro país. “Me quedan todavía muchos Juegos Olímpicos por delante”, advierte Manfred, y desde acá lo estaremos apoyando.

Roberto Carcelén tiene 39 años se inició en el esquí hace solo unos años en las calles de Seatle en EE.UU. Nacido en Lima creció practicando surf, hasta que conoció a la que ahora es su esposa, Kate. Con ella decidió mudarse a Seattle hace ocho años y ahí fue donde encontró a sus otros amores, los esquís y la nieve.

“Es espectacular, me siento muy honrado de poder representar al Perú. Estoy cansado, pero superfeliz”, dijo Carcelén culminada su prueba de cross country, en la que participó con el hombro dislocado por una caída en la primera vuelta. Quedó en el puesto 94 de los 95 que terminaron la competencia. Números que quedarán solo para la anécdota, para nosotros Roberto ha demostrado que es el mejor.

Así como lo dijo el Barón Pierre de Coubertín, fundador de los Juegos Olímpicos modernos, en Atenas – Grecia en 1896 (Primera cita olímpica de la era moderna), “Lo importante no es ganar sino competir”, así pensaron nuestros compatriotas. El sueño de una medalla por ahora solo es eso, sin embargo tanto Carcelén como los hermanos Oettl se esforzaron al máximo para dejar el nombre de nuestro Perú en una buena ubicación.

Comunicador Social, amante de la música y los videojuegos.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Powered by themekiller.com anime4online.com animextoon.com apk4phone.com tengag.com moviekillers.com